Otras de las preguntas que a menudo me hacen mis clientes es cómo veo el panorama de precios y ventas en el mercado inmobiliario de cara a los próximos años, especialmente en Granada.

A continuación, os dejo algunos que entiendo que debemos tener presentes:

Los que invitan al optimismo…:

Granada es una ciudad con buena prensa y conocida en todo el mundo, con buena calidad de vida y todos los encantos que ofrece tanto ella como su entorno.

…Los que no…:

Vivimos en un país donde cada vez somos menos (Granada es una provincia muy estable a nivel demográfico), más ancianos, con más precariedad laboral y con menos poder adquisitivo. A ello de sumamos que tenemos una deuda de más del 100% del PIB y con una caja de la Seguridad Social vacía.

…Y otros a considerar:

No todas las tipologías y zonas correrán la misma suerte. Los locales se llevarán la peor parte y es mercado claramente a la baja. El teletrabajo llegó para quedarse. Los cambios en la movilidad tendrán un impacto sobre el mercado (Ej: llegada del coche autónomo). Los cambios de estilo de vida de la población joven y su falta de poder adquisitivo no tendrán un impacto menor, pues a menudo no comparten la filosofía de tener una vivienda en propiedad y se decantan por el alquiler (en muchos casos compartido).

 

Todo ello estará marcado por un mercado muy cambiante. COVID aparte, en un mundo cada vez más complejo, incierto y con una relación oferta-demanda muy inestable, los precios que hoy pueden ser válidos, en tres meses pueden quedarse obsoletos. En sentido pienso que en la importancia, más que nunca, de tener un agente inmobiliario de confianza capaz de adelantarse a los acontecimientos.